Seguridad del niño pasajero - Educarte es Arte

Actualizaciones

domingo, 1 de abril de 2018

Seguridad del niño pasajero


El uso de cinturones de seguridad, cascos y sistemas de retención infantil han salvado miles de vidas. Los choques automovilísticos son la causa principal de muerte de niños entre los 3 – 6 años y los 8 – 14 años, el 95% de los muertos y heridos ocurren en países de ingresos bajos y medios.
Los sistemas de retención infantil reducen las hospitalizaciones en un 69% en el grupo etario entre 1 y 4 años, han demostrado una reducción de riesgo de muerte en los bebés en un 70% y en los pacientes de 1 – 4 años de un 47-54%.
Las funciones del cinturón de seguridad son entre otras:
  • Reducen el riesgo de contacto con el interior del vehículo.
  • Distribuyen las fuerzas del choque sobres las partes mas fuertes del cuerpo humano.
  • Impiden la expulsión del ocupante.
  • Impiden que se lesionen otros ocupantes.

Los tipos de cinturón de seguridad son: Cinturón abdominal y diagonal de 3 puntos, cinturón abdominal de 2 puntos, cinturón diagonal, arnés completo.

No se debe:
  • Usar asientos de segunda mano, pueden estar desactualizados, tener grietas, estar incompletos o presentar algún otro problema.
  • Usar la silla para bebé después de la fecha de caducidad, ya que el plástico tal vez no pueda soportar la fuerza de un accidente.
  • En el auto, llevar al bebé en los brazos porque “el niño llora” o “necesita ser alimentado”; lo mas seguro es detener el vehículo y atender el problema sin arriesgar la seguridad del niño.
Recuerde:
  • El asiento trasero es el sitio mas seguro para un niño de cualquier edad.
  • Nunca coloque a un niño que va en una silla en sentido contrario a la marcha, en el asiento delantero.
  • Al inflarse el “air-bag” puede aplastar al niño y provocarle la muerte.
  • Utilice únicamente sillas y dispositivos de sujeción iguales y lea las instrucciones de uso.
  • Una silla sin una adecuada sujeción al asiento del auto es tan peligrosa como llevar al niño suelto.
  • No lleve objetos sueltos en la parte trasera del auto, pueden convertirse en “proyectiles” y lesionar a los ocupantes.

Esperamos que estas sencillas recomendaciones las pongamos en práctica y de esta forma reducir el riesgo de una lesión mayor en caso de ocurrir un accidente automovilístico.

Autora: Dra. Huníades Urbina, PhD

No hay comentarios.:

Publicar un comentario