Palabras prestadas - Educarte es Arte

Actualizaciones

domingo, 1 de abril de 2018

Palabras prestadas


     Con excepción de algunas lenguas aborígenes habladas por grupos étnicos muy reducidos, no existe alguna lengua “pura” en el planeta. Todas, de alguna forma, usan términos y expresiones que no les pertenecen, al no existir un equivalente vernáculo para ellas o por “adaptación”del vocablo a la cotidianidad.Nosotros no somos la excepción. 

     En lo que a comida se refiere, degustamos una “piksa” (nuestra forma muy peculiar de usar el italianismo pizza), nos encanta un “gordonblú” (forma de preparar el pollo al estilo francés: cordon blue) y comemos “espagueti” (una forma de pasta hecha de trigo). En el edificio tenemos un guachimán (españolismo por la palabra inglesa watchman), y cuando un cable “se pela”, le “echamos teipe” (otra vez, nuestra forma de usar el término sajón tape). Tecnológicamente hablando, todos tenemos música y películas en “sidí” (esto es, CD: compact disc en forma abreviada), o sea en disco compacto. Muchos usamos en su momento el famoso “guokman” (Walkman: pequeño reproductor portátil de cassetes que usaba audífonos, popular en los 90s); hoy tenemos el emepetres (¡esos minúsculos reproductores de música en formato con tecnología MP3, ergo su denominación!). 

     Otra más: en Maracaibo, el término “macundales” representó nuestra muy particular españolización de la marca registrada Mack& Dales, herramientas para la industria petrolera, pero hoy día, eso señala aquello que posees materialmente hablando. Para nuestros tatarabuelos, los musiues (esto es, les monsieurs, o sea, ¡los caballeros!) eran todos esos seres catires, rubios o pelirrojos y de ojos azules o verdes que arribaban a La Guaira para visitar o “temperar” en Venezuela. La Universidad del Zulia ha dedicado páginas al estudio del préstamo lingüístico en Venezuela,esperemos que esta humilde contribución les haya gustado.

Autor: M. Sc. Jesús Navas Bruzual
Lingüista & Traductor

No hay comentarios.:

Publicar un comentario