Lonchera Escolar - Educarte es Arte

Actualizaciones

sábado, 31 de marzo de 2018

Lonchera Escolar


La mayoría de los niños suele llevar su lonchera a la escuela, durante sus estudios primarios, y es importante que manejemos información al respecto. Un niño no debe, por ejemplo, llevar alimentos que puedan dañarse con facilidad, como cambures, manzanas, y peras en rebanadas; tampoco alimentos que tengan olores fuertes porque pueden impregnar al resto y el niño tenderá a rechazarlos, o chucherías o refrescos por tener un alto valor calórico. 

     - No es desayuno, ni almuerzo. 

     Contiene alimentos que necesita tomar el niño a media mañana para completar su alimentación. 

     - Ayuda a recuperar el líquido y la energía que pierde el niño al jugar. 

     - Su buena preparación estimula para no decaer en el rendimiento escolar. 

     - Debe ser nutritiva: alimentos naturales que brinden las cantidades de energía y nutrientes que el niño necesita según requerimientos. 

     - Debe ser atractiva, utilizar muchas texturas, colores, sabores, formas para que el niño le provoque comer la merienda. 

     - Con alimentos variados para cada día. 

     - Sencilla, con alimentos que el niño pueda abrir y comer con facilidad, confianza e independencia. 

     - Involucrar a los niños en su preparación. 

     - Empacar los alimentos por separado. 

     - Lavar los alimentos y recipientes antes de prepararla. 

Artículo escrito por el Dr. Fernando Delpretti