Vida Saludable

Todo lo que debes saber sobre el Zika.


Según nos dicen los médicos, por lo general, el virus del Zika causa erupciones y fiebre. Solo las personas con un sistema inmunológico débil podrían presentar riesgo de muerte. El problema actual reside en un aspecto mucho más preocupante: el virus actual afecta a los bebés que aún no han nacido causando graves malformaciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos informa de una alerta importante: el virus del Zika, transmitido por el mosquito Aedes, afecta ya a 15 países americanos según datos verificados.

Lo más preocupante es que, a día de hoy, y según declaran las instituciones sanitarias, no hay un tratamiento específico que nos permita curar sus efectos. No obstante, mediante una prevención adecuada y teniendo al alcance de nuestra mano toda la información, podemos protegernos de una manera más adecuada.

¿Qué es el virus del Zika?

El virus del Zika es muy parecido al dengue o la fiebre amarilla. Tiene su origen en una región de Uganda llamada Zika, la cual le dió nombre cuando se descubrió un virus, hasta entonces desconocido, que afectaba a los monos.

Por lo general, a pesar de afectar a millones de personas cada año, este virus solo ocasiona la muerte en casos muy puntuales: cuando las personas presentan otras enfermedades respiratorias, infecciosas, cardiopatías graves o estados de debilidad.
Lo que ha causado la alarma es el hecho aterrador, como hemos comentado al inicio, de que el actual virus del Zika afecta a los fetos, causando microcefalia.

Según el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades, en Brasil hubo, en el período de 2010 a 2014, entre 150 y 200 casos de microcefalia. El dato alarmante llega en 2015, con 3 893 casos.

La cepa actual del virus del Zika pertenece al genotipo asiático y no tiene nada que ver con el que surgió por primera vez en Zika, África.

Forma en que se transmite el virus del Zika

La mayor probabilidad de contraer el virus es por la picadura del mosquito Aedes aegypti.

Ahora bien, en este caso no basta con aplicarnos repelentes o evitar fuentes de humedad alrededor de la casa, donde suelan acudir los mosquitos. Hay que tener en cuenta que el actual virus del Zika también puede transmitirse de las siguientes formas:

     - Por transmisión sexual (el virus permanece en el esperma durante un tiempo muy extenso).

     - La infección puede pasar de forma perinatal, es decir, de madre al feto mediante la sangre. Indicarte también que el virus no se transmite por la lactancia materna.

Síntomas que presenta el virus del Zika

Tras recibir la picadura del mosquito tardamos entre 2 y 7 días en experimentar los primeros síntomas. No obstante, es importante saber que solo una de cada cuatro personas presentarán la enfermedad.

La sintomatología sería la siguiente:

     - Picazón y erupción en la piel.

     - Algo importante que nos servirá para diferenciar el picor de posibles alergias, es sufrir de un día para otro conjuntivitis, dolor muscular intenso y un malestar muy acusado.

     - Las complicaciones neurológicas o autoinmunes no son frecuentes, pero han aparecido en los últimos meses en Brasil.

Virus del Zika y mujeres embarazadas

Como puedes intuir, la alarma actual por el virus del Zika reside en el número preocupante de niños nacidos con microcefalia.

Así, el riesgo más elevado se centra en todas aquellas mujeres que estén viviendo su embarazo en la actualidad, o que deseen quedarse embarazadas, y además, que residan en los países donde se han notificado casos.

Estoy embarazada, ¿qué puedo hacer?

     - Cubre tu cuerpo con ropa adecuada para evitar la picadura del mosquito.

     - Haz uso de repelentes para insectos.

     - Evita tener en casa macetas donde el agua esté estancada, controla todos los espacios donde exista humedad y puedan concentrarse insectos. Duerme con un protector para mosquitos sobre tu cama.

     - La OMS recomienda a toda mujer gestante o que desee quedarse embarazada acudir a los centros médicos para ser atendida, informada y controlada en todo momento.

Causas por las que el virus del Zika causa malformaciones en los fetos.

Como hemos señalado, Brasil es el país que más ha experimentado la incidencia de ese brote tan grave de microcefalia. Es en este país donde se están llevando a cabo también muchas investigaciones para delimitar las causas y un posible tratamiento.

El riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones en los fetos se asocia a la presencia de una infección causada por el virus del Zika durante el primer trimestre del embarazo.

La microcefalia es una afección poco frecuente que tiene o bien causas genéticas o ambientales (agentes tóxicos o infecciosos).

Estos niños presentan una circunferencia craneana mucho más pequeña de lo normal, la cual dificulta su desarrollo. Pueden padecer convulsiones, dificultades a la hora de alimentarse e incluso riesgo de perder la vida a los pocos días.
A día de hoy no hay tratamiento específico para la microcefalia.

Estoy embarazada, ¿Cómo puedo saber si mi bebé presenta microcefalia?

La microcefalia puede diagnosticarse antes de nacer mediante una ecografía prenatal. Ahora bien, para ello, hemos de esperar hasta el tercer trimestre, y la prueba no siempre es fiable.

El diagnóstico se hace en la mayoría de los casos en el propio nacimiento. Cabe decir que la microcefalia presenta distintos tipos de gravedad y hay niños que, mediante una ayuda adecuada, pueden tener una vida más o menos longeva.

No obstante, la microcefalia se asocia casi siempre a un retraso mental.

0 comentarios:

Publicar un comentario